Durante el pasado mundial de fútbol de 2010 me llamó la atención que la gente repentinamente era experta en el deporte; curiosamente todos apoyaban fervientemente a equipos delos cuales a penas conocían cuatro jugadores. Esto está pasando nuevamente pero con un tema de aspecto un tanto más social. El internet como lo conocemos está apunto de cambiar. Se aprueben o no las leyes propuestas por el gobierno estadounidense, con el simple apagón y protestas de muchas grandes páginas web éste ya es un suceso histórico que quedará marcado como el primer medio de protesta mundial electrónico.

Regresando al ejemplo del fútbol, lo verdaderamente sorprendente para mí es que las personas, al igual que en aquel entonces, repentinamente saben del medio y apoyan páginas y causas que apenas y conocen. Habrá muchas posturas al respecto en la sociedad informática (perdón si el término parece presuntuoso), pero, la mía es: ¡al fin! La verdad me alegra ver que las personas están empezando a involucrarse y a buscar información sobre todo este asunto. Lo mejor de todo: están usando el internet para hacerlo. Creo que el hecho de que la gente que a penas si sabía que se podían descargar cosas de Megaupload ahora se vea interesada por ayudar mediante la vía electrónica es algo que, hasta hace poco, parecía impensable.

Esto es una guerra; y como tal, tendrá bajas (R.I.P. Megaupload). Sin embargo, al final de todo habrán valido la pena para poder evangelizar sobre el internet y su uso. El bloqueo de páginas y servicios web es una batalla, habrá quien gane y quien pierda en diferentes proporciones; pero después de todo, el verdadero de la guerra ganador será internet.

Anuncios