Etiquetas

, , ,

Continúo con mi comentario sobre ‘Stairway to heaven”. Hoy toca hablar sobre la inigualable letra de la canción.

La canción cuenta la historia de una mujer que recorre un camino en busca la escalera al cielo. Durante el trayecto, la dama duda sobre el camino que está siguiendo. Se convence y contradice continuamente mientras lo recorre:

A lo largo del tema se plantean dudas sobre lo verídico o no de esa idea:

     There’s a sign on the wall but she wants to be sure
     ‘Cause you know sometimes words have two meanings.

     Hay una señal en la pared, pero ella quiere estar segura
     Porque ya sabes que a veces las palabras tienen dos significados

Así como se autoconvence de que aunque se equivoce, aún podrá enmendar sus errores:

     Yes, there are two paths you can go by, but in the long run
     There’s still time to change the road you’re on.

     Sí, hay dos caminos por los que puedes ir, pero en el largo camino
     Aún hay tiempo de cambiar el camino por el que vas.

Del mismo modo que se autoconvence de que realmente existe algo grande después de todo:

     There’s a lady who’s sure all that glitters is gold
     And she’s buying a stairway to heaven.

     Hay una mujer que está segura de que todos los destellos son oro
     y que se está comprando una escalera al cielo

Pero sin duda, la mejor estrofa de la historia la encontramos al final de esta obra maestra, en la que ocho minutos de duración parecen poco tiempo. Como dije en la entrada anterior, Plant demostrando por todo lo grande sus dotes como cantante de rock:

     And as we wind on down the road
     Our shadows taller than our soul.
     There walks a lady we all know
     Who shines white light and wants to show
     How everything still turns to gold.
     And if you listen very hard
     The tune will come to you at last;
     When all are one and one is all
     To be a rock and not to roll.

     Y mientras serpenteamos por el camino
     Nuestras sombras más altas que nuestras almas.
     Camina una dama que todos conocemos
     Que emite luz blanca y quiere mostrar
     como todo se transforma en oro.
     Y si escuchas atentamente
     La melodía finalmente llegará a ti;
     Donde todo es uno y uno es todo
     Para ser una roca y no rodar.

Como podrás haberte dado cuenta, ésta es una entrada muy subjetiva. Ése es el punto de la canción. Puedes darle el significado que quieras. Después de todo, al escucharla también recorres los senderos descritos en la canción y encuentras alguno de estos dos finales: lo que relucía no era oro, o bien, has encontrado una escalera al cielo del rock.

Anuncios