Etiquetas

,


El vídeo de esta semana es un espectacular time-lapse trabajado por Rob Whitworth. La característica más notable de este proyecto es la velocidad variada de la secuencia de fotogramas. Utiliza saltos de tiempo muy grandes para hacer más visibles los cambios en la escena.

La producción es inmensa. Duró 5 meses divididos en 400 horas de trabajo. Se utilizaron 4 cámaras Nikon (una D800, dos D7000 y una D3200) y 5 focales (16-35mm, 10-24mm, 70-200mm, 50mm y 10.5mm)*. Con esto lograron conseguir más de 19000 fotografías usando distintas técnicas en muchas de ellas.

Fuente: Xatakafoto *(cita textual)

Anuncios