Etiquetas

,

Como todo lector de la biografía de Steve Jobs sabe, su último proyecto antes de partir fue la construcción de un yate. Un año después de su muerte, el astillero Feadship, elegido por Steve Jobs personalmente como el mejor para hacerlo, al fin lo ha terminado.

Desde la punta a la cola (perdón, pero no soy bueno con términos navales) tiene 80 metros de longitud. No es precisamente pequeño. La sala de control cuenta con seis iMac de 27″ para mostrar información de todo lo que sucede. El barco tendría el nombre de ‘Venus’ y fue ensamblado en Holanda.

Puedes verlo más detalladamente en el siguiente vídeo:

 

 

Anuncios